Sabemos que el yoga es una disciplina antigua proveniente de La India pero, en la actualidad, está arrasando con todo occidente siendo una industria de millones de dólares. Existen muchos mitos alrededor del yoga y esto puede hacer difícil para un principiante identificar qué es cierto y qué no.

Si quieres empezar a hacer yoga te recomiendo visitar yoga desde casa para principiantes.

Así que si tú también habías escuchado alguno de estos mitos y te preguntas si será verdad, aquí puedes encontrar una explicación un poco más realista sobre esta disciplina y los mitos más populares alrededor del yoga.

Desmintiendo los mitos más populares del yoga

Al tratarse de una disciplina proveniente de La India, el yoga al llegar a occidente trajo muchas dudas y preguntas que se han quedado en el aire, aquí tienes 10 de esas frases que podemos llegar a escuchar y que no son ciertas sobre el yoga.

1- Tienes que ser flexible para practicar yoga.

En realidad la flexibilidad viene en consecuencia al practicar el yoga, uno se vuelve más flexible cada día, pero no es un requisito para empezar a practicarlo.

Digámoslo de esta manera, decir que necesitas ser flexible para hacer yoga es como decir que necesitas estar en forma para ir al gimnasio, no tiene sentido cierto.

De hecho siempre vemos que los maestros tienen esas modificaciones a las posiciones para aquellos que aún no desarrollamos tanta flexibilidad, si fuera un requisito, esas variaciones no existirían.

2- El yoga es solo para gente delgada.

Lamentablemente en occidente la imagen del yoga generalmente es de una mujer joven, atractiva y delgada contorsionándose y luciendo espectacular en las fotos de las redes sociales. Uno de los mitos de yoga más vistos.

Esto hace que muchas personas se intimidan con esa falsa imagen del yoga y ni siquiera se dan la oportunidad de practicarlo aunque sea en casa, pensando que nunca encajarán.

Pero, si buscas un poco más te podrás sorprender como yo, al ver a personas de talla grande con más fuerza y flexibilidad que algunos de nosotros.

Claro que muchas personas que lo practican son delgados pero esto es debido a mucho tiempo de práctica constante.

El ejercicio físico y la buena alimentación ayudan a ponerse en forma y tonificar músculos pero no quiere decir que todos empezaron en el yoga luciendo espectaculares.

No olvidemos que El yoga es para todos, es inclusivo y su intención siempre debe ser la unión del cuerpo y la mente, no la de esculpir “cuerpos perfectos”.

3- El Yoga es una religión.

Es cierto que el yoga tiene una parte espiritual que suele ser confundida con una religión, muchas veces con el hinduismo o el budismo, pero el yoga no es como tal una religión. Es más bien una disciplina que busca que el ser humano viva plenamente.

Si bien el yoga habla de un poder superior, en ningún momento se habla de una deidad en específico, se hace énfasis en que no importa en qué creas o a que religión pertenezcas, lo que importa es que puedas sentir esa energía.

4- Tienes que ser vegetariano o vegano para practicar yoga.

Este es otro de los mitos más populares del yoga y es que en realidad una gran mayoría de yoguis terminan en algún punto convirtiéndose en vegetarianos o veganos, pero no es porque sea un requisito.

Lo que realmente pasa, es que el yoga es una práctica que fomenta la conexión con el planeta y el cuidado personal.

Por lo tanto, conforme el yogui se va haciendo más consciente de las cosas, pueden tomar esta decisión con la intención de respetar a la naturaleza y fomentar el amor por los seres vivos.

Yo te puedo decir que no es un requisito, aún comiendo carne puedo disfrutar de mi práctica y no significa que no soy una verdadera yogui hasta que me convierta en vegetariana.

5- El yoga son solo estiramientos.

Ya lo he dicho en otros posts pero no está de más agregarlo en esta lista. La práctica del yoga incluye muchos estiramientos, sin embargo, el concepto total del yoga va mucho más allá que solo estirar o que solo hacer ejercicio.

El yoga incluye la meditación, la respiración, el ser más conscientes de nuestros actos (mindfulness) y muchas cosas más que nos permitirán vivir más felices y plenos.

Es por esto que el yoga se considera más una práctica de una disciplina que solo un deporte, es más un estilo de vida que va más allá de esos 60 minutos que sacas tu tapete para hacer algunas Asanas.

6- El yoga es muy fácil de hacer.

Cuando yo empecé a practicar yoga, solo buscaba ser más flexible así que debo aceptar que llegué a pensar, “hagamos algo fácil que no requiera de mucho esfuerzo”. Vaya sorpresa me lleve al día siguiente al sentir tanto dolor en músculos que no sabía que existían, me creí por completo este mito del yoga.

Y es que claro qué hay muchas posturas que no te harán sudar precisamente, pero encontrarás muchas otras que parezcan muy fáciles de inicio pero que al mantenerlas por cierto tiempo, te hagan sudar y poner a temblar tus músculos.

Para aquellos que les gusta sudar, correr y levantar pesas, el yoga puede parecer muy lento y fácil pero puede llegar a ser muy retador. En realidad puede ser tan fácil o difícil como tú lo quieras, lo importante es encontrar el tipo de yoga adecuado para ti.

7- El yoga es muy difícil.

Así como tenemos a los que creen que el yoga es muy fácil, también están los que ven esas posturas donde se contorsionan de una forma increíble y dicen «eso es imposible, es demasiado difícil».

Si bien existen posturas muy avanzadas que son difíciles, con una práctica constante se pueden lograr, el hecho de que no puedas hacerlo ahora no significa que sea imposible, recuerda que la práctica hace al maestro. Así que si decides practicar yoga deberás ir aumentando la dificultad gradualmente escuchando siempre a tu cuerpo y pronto verás resultados.

8- El yoga no es bueno durante el embarazo.

Cada embarazo es distinto, pero, si llevas un embarazo regular y sin complicaciones, lo más seguro es que tu médico te diga que es bueno hacer un poco de ejercicio.

Claro qué tiene sus restricciones, las cuales debes consultar y seguir al pie de la letra para evitar lesiones. Seguramente tendrás que evitar ciertas posturas, pero el yoga, es una de las mejores opciones durante el embarazo debido a que es de bajo impacto y puede ayudar a tener un mejor trabajo de parto al abrir la cadera y controlar la respiración.

En mi experiencia, fue de gran ayuda para conseguir un parto natural sin complicaciones, te lo recomiendo mucho.

9- El yoga no es para los hombres.

Este es uno de los mitos de yoga que más me molestan. Debido a la imagen que tenemos del yoga en occidente, podemos creer que el yoga es solo para mujeres pero si lo vemos de esta manera, los primeros en practicar yoga fueron los hombres.

Cada día vemos más hombres practicando yoga en occidente, ya que, se han dado cuenta de que no solamente puede ser igual de retador que levantar pesas o hacer algún otro deporte, sino que también están viendo las mejoras en su vida diaria al llevar un estilo de vida más consciente o mindfulness.

Si te pones a buscar un poco, encontrarás a muchos famosos que han optado por el yoga como su fuente de ejercicio y como parte de su día a día y lo comparten orgullosos en sus redes sociales.

10- Se necesita mucho tiempo para hacer yoga.

Este más que un mito de yoga, suele ser un pretexto de muchos para no practicar yoga (o cualquier ejercicio). Pero no tienes que hacer 30 o 60 minutos de yoga todo el tiempo, basta con que cada día dediques unos minutos que pueden ser 5 o 15.

También recuerda que el yoga no es solo la parte física así que para mantenerte motivado puedes practicar durante tu día un poco de meditación o hacer algunos estiramientos en la oficina mientras vas en camino a tu trabajo o casa.

En realidad si te lo propones, siempre encontrarás tiempo para hacerlo porque cuando empiezas a ver como cambia tu estado de ánimo durante el día o cada que notas algún avance, es suficiente para sentirte motivado y empezar a apasionarte por esta disciplina.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
YouTube