Cuando decidí empezar a practicar yoga no sabía que tipo de yoga elegir ni mucho menos que existieran tantos, yo solo quería aumentar mi flexibilidad y tonificar un poco mi cuerpo.

Al ponerme a investigar, me sentí frustrada al ver que existen tantos tipos de yoga pero en ningún lado me sabían explicar cómo es cada uno para poder elegir el que más me gustara.

Es por eso que me di a la tarea de tratar de explicar algunos de los más populares estilos de yoga, con los que te darás una idea de lo que puedes esperar y así evitar el dejarlo a la primera clase solo porque no era el tipo de yoga adecuado para ti.

En mi caso por ejemplo, no me gusta mucho la idea de agitarme y sudar demasiado, prefiero un ejercicio lento pero que me permita sentir el trabajo en cada músculo, además busco obtener flexibilidad y conectar con mi interior.

También te puede interesar:

Según sea tu caso y tus necesidades, tendrás que buscar el tipo de yoga que te lleve a lograr tus metas, ya sea que te guste un ejercicio vigoroso donde puedas sudar y bajar de peso o que busques conectar con tu interior a través de la meditación. Para verdaderamente disfrutar el yoga tendrás que encontrar el más adecuado para ti.

Tipos de yoga

Para empezar vamos a definir si lo que tú buscas es un ejercicio intenso donde puedas sudar o si prefieres algo más relajado y espiritual.

Si prefieres sudar en cada sesión puedes elegir entre los siguientes:

Vinyasa yoga

Un estilo de yoga muy popular en este momento ya que es muy activo (algo muy bueno para los que buscan bajar de peso), se trata de hacer fluir el movimiento junto con la respiración, además cada sesión puede ser diferente. Si practicas en casa puedes crear tus propias rutinas dependiendo del área que desees trabajar.

Ashtanga yoga

Un estilo en donde se trabaja mucho con la respiración, permitiendo profundizar en cada posición mejorando la flexibilidad. Este estilo suele ser intenso físicamente y generalmente se usan las mismas posturas, si te gusta la rutina esta es una buena opción para ti.

Bikram yoga

Conocido también como hot yoga, se practica en salones a 40 grados, imagínate cómo sudas aquí.
Este estilo está más enfocado en desintoxicar el cuerpo y se trabaja con 26 posturas por lo que también es bueno para los que aman la rutina.

imagen de pixabay

Si eres más como yo y no te gusta tanto la idea de sudar y agitarte puedes probar con estos otros estilos.

Iyengar yoga

Con una intensidad media, este estilo se enfoca en la precisión y alineación de cada postura por lo que los accesorios como bloques y straps se vuelven muy prácticos y de repente necesarios para ejecutar cada postura de manera correcta. Si la disciplina y la exactitud son lo tuyo, seguramente disfrutarás el Iyengar yoga.

Kundalini yoga

Si lo que tú buscas es conectar con tu interior más que hacer ejercicio, este estilo se enfoca más en la energía a través de las posturas y los cantos de diferentes mantras.
Cada sesión es diferente, tú puedes decidir dependiendo de tu humor o tus emociones, los mantras que utilizarás y las posturas con las que la acompañarás.

Yin yoga

Un estilo un poco más meditativo en donde se trata de relajar cuerpo y mente permitiendo aumentar la flexibilidad al aprovechar que los músculos están completamente relajados.
Se trabaja mucho con la respiración y cada sesión es diferente.

Hatha yoga

La que yo llamo meditación en movimiento, en este estilo se trata de mantener las posturas por más tiempo conforme se avanza en la práctica, al mantener las posturas por más tiempo, nos damos la oportunidad de conectar con nuestro interior, analizar cómo nos hace sentir cada movimiento y enfocarnos en el ahora.

Encuentra tu estilo de yoga

Existen muchos tipos de yoga, lo importante es que vayas encontrando tu propio camino en este gran mundo. Una vez que hayas elegido el estilo de yoga que mejor va contigo, puedes ir más allá buscando qué es lo que más te mueve a seguirlo practicando, ¿cuáles son tus metas?
¿Será el ser más flexible? ¿Te encantan las inversiones? ¿Te gustan las Asanas más avanzadas y exigentes?
Para mi es muy importante practicar con una meta o un enfoque, esto me mantiene motivada y me permite disfrutar cada sesión, más aún cuando empiezo a notar los avances.
Espero que esté post te sirva para empezar tu práctica de yoga con un poco más de certeza en algo que te pueda gustar y que puedas disfrutar.

Cuéntame en los comentarios cuál tipo de yoga crees que te gustará más y porque?


2 comentarios

Luna · agosto 13, 2020 a las 1:49 pm

Gracias, ya más claro en cuanto a los estilos de yoga para seguir practicando

    Mer · agosto 15, 2020 a las 6:10 am

    Al principio fue muy confuso para mi, me da gusto que aclare un poco todo y a seguir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
YouTube